Uno de los momento más felices tras la compra de nuestro jamón es llegar a casa, sacarlo de su envoltorio y con cuidado ponerlo en nuestro jamonero para poder cortar esa primera loncha que nos sabe a gloria. Pero hasta esa primera loncha ¿sabes cómo empezar el jamón correctamente?

Te vamos a dar unos consejos básicos para que empezar el jamón no sea ningún problema para ti.

Lo primero que tenemos que tener a mano es un bueno jamonero para que al cortar el jamón no se nos mueva. En principio necesitaremos dos cuchillos, el cuchillo jamonero y un cuchillo fuerte y afilado.

Tenemos que tener claro es el consumo que vamos a hacer de él. Si vamos a consumirlo rápidamente tendremos que empezar por la maza que es la parte más jugosa del jamón, si vamos a hacer un consumo lento deberemos empezar por la babilla.

 

En esta foto te mostramos las partes del jamón

partes jamon

¡Empecemos a cortar!

Primero, con el cuchillo grande hacemos un corte profundo en la parte de la caña, este corte nos dará el límite desde donde empezaremos a limpiar. Empezamos a limpiar la grasa hasta el  corte que hicimos en la caña y hasta que veamos el jamón.  Una vez limpio deberemos intentar mantener la línea horizontal del corte. Las lonchas deben de ser cortas y lo más finas posibles.

Al llegar a la cadera se debe utilizar la punta del cuchillo para realizar un corte alrededor del hueso y salvarlo.

Para que lo veáis mas con más claridad os dejamos un video de Iván Martínez Cortador de jamón Profesional donde nos nuestra la forma de hacerlo.